sábado, 6 de enero de 2018

Ruta Accesible por ses Salines en Ibiza, Birdwaching para empezar 2018, declarado como el año de las aves




Es torna l´ombra als camps
íntima, i flonja 
la callada alegría capvespral. 
És el cel pàl.lid, a ponent, taronja,
I a la riba enrogits sorra i penyal.
Esblaimada, la mar, l´eterna onada
Porta a morir-arrossegat traüt.
De la posta l´escuma ara és rosada,
Com la vela llunyana d´un llaüt.

MARINA CREPUSCULAR
María Villán Gómez, Ibiza



2018 un año mas del Antropoceno, una nueva oportunidad para solucionar muchos de los problemas ambientales aún sin resolver. Mi deseo es que el ser humano redirija su camino hacia la sostenibilidad que ayude a preservar y mantener nuestra casa común La Tierra, ese puntito azul en medio de un universo eterno y desconocido. Espero que en este año que iniciamos caminemos juntos para construir una sociedad diversa donde todas las personas sean respetadas y respeten por el bien común. 

2017 ha sido un año intenso cargado de emociones, paisajes, naturaleza y rutas y lo he finalizado de la mejor manera que sé, con calma, amor, naturaleza y amistad. Me he ido a Ibiza un lugar donde a escasos kilómetros un naturalista puede saciar su apetito de naturaleza. En Ibiza el mar Mediterráneo se funde en un suave vaivén con blancas playas y calas rematadas de bosques de pinos y otras especies de la máquia mediterránea, sin lugar a dudas un lugar pintoresco en el que conseguir una buena instantánea paisajística es relativamente fácil. 



Pese a la degradación que ha sufrido la isla, que verano tras verano es invadida por hordas de turistas, ávidos de fiesta nocturna o diurna, alcohol y demás sustancias psicotrópicas, en estas fechas es un remanso de paz donde es posible disfrutar de relajantes paseos diurnos, recorrer sus estrechas carreteras al ritmo de la isla y disfrutar de sus maravillosas calas escuchando el único sonido del ronroneo de Poseidón agitando el mar Mediterráneo.


Mi escapada en el último fin de semana del año lo invertí  en un día para recorrer la ciudad y la muralla de la Vila, o Dalt Vila como lo denominan los lugareños que viven fuera de Ibiza ciudad. El último día del año se lo dediqué a la naturaleza, con un recorrido por el Parque Natural Ses Salines y visitando diversas calas, Esvedrá, d´Hort y finalmente  Benirrás, para despedir el día en con una magnífica puesta de sol al ritmo de los tambores. Que gozada no había más de 20 personas, para los que conocéis la isla sabéis que esa cala es un hervidero de gente. 


Mi estancia ha sido tan gratificante que que he indagado algunos datos estadísticos sobre turismo, publicados por la web IBESTAT. Tras un pequeño tratamiento matemático he elaborado esta gráfica que refleja la no sostenibilidad del modelo turístico al que está sometida tan frágil trocito de tierra firme. Los datos corresponden al año 2016, ya que 2017 aun no están publicados al completo.

Flujo de turistas según datos publicados en IBESTAT para 2016

Analizando la imagen es fácilmente ver la locura que supone para el lugar la afluencias de visitantes que a partir de abril hasta octubre sobrepasan con creces al número de ciudadanos residentes en Ibiza y Formentera.
Si sumamos la cantidad de turistas que llegaron en el periodo estival (de mayo a octubre) 2.486.118 y se divide entre la población total residente, censada en 61673 en este periodo hubieron 40 veces más foráneos que residentes, una verdadera locura que se repite año a año y que va in crescendo.

Como tengo un deseo para 2018 en el que la sostenibilidad abandere el año, e permitirán una reflexión sobre el modelo turístico implantado en España, sobretodo en el Mediterráneo; ¿alguien se ha planteado todos los daños colaterales que esta invasión veraniega genera?,  por ejemplo en términos de gestión de residuos, suministros como el agua potable o la energía, la contaminación por tráfico rodado y aéreo, fragmentación del territorio, la capacidad de acogida en los espacios naturales como playas y calas, el urbanismo y servicios públicos (sanidad, fuerzas de seguridad, transporte público). ¿Todo esto cómo repercute en la población local? que es la que durante el año a de mantener con sus impuestos los servicios y ha de convivir con los turistas en verano. 

Tras haber visitado la isla fuera del periodo “temporada alta” y haber vivido esa sensación de quietud, paz y naturaleza que transmiten las islas pitiusas, me pregunto, si es este el tipo de modelo turístico que se merecen nuestras joyas del Mediterráneo. Aún se está a tiempo de reconducir el modelo, hacia un turismo sostenible, de calidad, en el que se haga un puesta en valor de la etnografia, el medio ambiente, el paisaje que a golpe de ladrillo ha sido devorado para ofrecer más y más plazas hoteleras que han destruido lo que debió ser la Ibiza de los 60 repleta de calas vírgenes en las que sumergirse en ese mar lleno de vida, oxigenado y nutrido por la extensa pradera de Posidonia oceánica que envuelve las costas Ibicencas i de Formentera, fomentando el color turquesa de sus aguas y la calidad de la arena de sus blancas playas.


Tras esta disertación y/o propuesta para generar conciencia y cambiar el actual modelo actual de turismo de masas, hacia un turismo sostenible y de calidad, para este nuevo año os planteo una sesión de pajareo o birdwatching para recibir 2018 que ha sido declarado como el año de las aves por National Geographic para celebrar la ley que el congreso de los EEUU aprobó en 1918 sobre el tratado de aves migratorias para protegerlas de las matanzas a las que estaban sometidas. Siguiendo la tradición anual de declarar un ave del año la Sociedad Ornitológica de España (SEO Birdlife), ha elegido como ave del año, la lechuza común (Tyto alba), símbolo de la sabiduría o de Atenea, una forma de dar un toque de atención sobre esta especie ya que sus las poblaciones están sufriendo un declive pronunciado en España por la fragmentación y destrucción de sus hábitats naturales.

Empezamos 2018 con un recorrido por una de las joyas de la isla ibicenca, Ses Salines, un espacio natural donde saciar la curiosidad por la botánica, etnografía o el birdwatching.

El Parque Natural de Ses Salines en Ibiza, declarado en 2001, también conocido como Las Salinas, supone una superficie protegida de 16.000 ha de las que 13.000 ha es superficie marina, destaca la pradera de Poseidonia oceánica declaradas patrimonio de la humanidad en 1999. Esta planta está considerada como el ser vivo más grande del mundo. Cumple una misión vital como productora de oxigeno y captadora de CO2, además es zona de freza de especies marinas, siendo vital para el mantenimiento de las pesquerías en el mar Mediterráneo. Es la responsable de que podamos disfrutar de la calidad y tonalidad del agua en las playas del Mediterráneo. Un patrimonio en declive y en peligro por el exceso de embarcaciones de recreo que visitan las islas y que fondean en el espacio donde se desarrolla la pradera. 

Existen varios itinerarios para recorrer las 3.000 ha terrestres tanto en la isla ibicenca como en Formentera. Es un lugar perfecto para disfrutar de las aves que anualmente visitan las lagunas, destacando los flamencos por la vistosidad de su plumaje. Alrededor de las lagunas se puede acceder a algunos de sus hides para dedicar un tiempo a la observación de las aves. Esto no es lo único con lo que cualquier amante de la naturaleza se puede deleitar, la botánica es interesantísima con una amplia representación de salicornias, que tiñen los márgenes de intensos verdes y tonos rojizos. 


La salicornia es un género botánico de plantas suculentas, halófitas que crecen en saladares, en playas y en manglares. Este género está especializado a vivir en lugares donde la concentración de sal es muy elevada. La adaptación consiste en que absorbe el agua salobre y excreta por sus hojas la sal excedentaria.  El mundo vegetal es apasionante y tras siglos de evolución cada milímetro de superficie terrestre está ocupada por alguna especie que se ha especializado a las condiciones específicas del lugar donde se desarrolla.



Los diferentes caminos que recorren las lagunas son de tierra batida, con pendiente nula, en principio son accesibles, siempre y cuando no los visitemos tras un periodo de lluvias, pues se forman regueros y nos podemos encontrar con que el camino esté embarrado, lo que nos dificultará mucho la rodadura.




Realicé un corto paseo por uno de los caminos, al que se puede acceder fácilmente en coche, dejarlo aparcado donde empieza el track. A la parte derecha del track podremos contemplar una amplia extensión no inundada colonizada por salicornias y a la derecha una de las lagunas donde, garzas, garcillas y tarros blancos descansaban tranquilamente. 





Conforme avanzamos por el camino la laguna se ha tapado con un material de cañizo para que las aves no sean puedan ver que te acercas al hide, de forma que no se espantan. Al final del camino una pequeña pendiente y entraremos en el hide donde poder observar tranquilamente a los visitantes alados. Se han contabilizado más de 200 especies diferentes. 




Para mi enfado por falta de dos tablas no puede acceder a la rampa que te sube hasta el observatorio. Este tipo de situaciones me desmoralizan mucho, porque se ha realizado una inversión en un equipamiento para que sea útil para todos y por culpa de una mala ejecución las personas con movilidad reducida no podemos acceder de forma independiente porque quien lo ejecuto dejó un escalón al inicio de la rampa que lo convierte en un equipamiento inaccesible. Este tipo de cosas  hay que cuidarlas más, así como el mantenimiento de las instalaciones.


Tras el paseo, regresamos al coche que lo habíamos aparcado al inicio del track para visitar otra zona. Mediante los diferentes accesos que existen llegamos cerca de la montaña de sal donde divisamos a un flamenco que reposaba y se acicalaba tranquilamente en las aguas de una de las lagunas. La montaña de sal es una muestra de que actualmente la extracción del mineral se mantiene en activo, la extracción de sal se inició con los primeros pobladores de la isla, fenicios, cartagineses, romanos, musulmanes y finalmente catalanes, hasta el día de hoy. Los cristianos diseñaron el actual sistema de lagunas conectadas mediante esclusas, de poca profundidad para que el agua se evapore y se almacene el mineral para su extracción y comercialización. A día de hoy la sal es el producto más exportado de la isla después de 2800 años de explotación salinera.


Por un 2018 donde reine la cordura, se avance en gestión ambiental sostenible y se recupere el bienestar y la paz en lugares que como en Ibiza, están sobre-explotados fruto de un turismo insostenible, donde solo reina "el todo vale si es rentable". 

¡Feliz año, salud y muchísima naturaleza amigos, nos vemos en la próxima ruta!

Enlaces de interés:
http://www.caib.es/sites/espaisnaturalsprotegits/es/parque_natural_de_ses_salines_de_ibiza_y_formentera-21765/
http://www.ibizaisla.es/visitar/ses-salines.html
https://ibestat.caib.es/ibestat/estadistiques/per-territori/3/3f1887a5-b9b7-413b-9159-cb499cf29246/es/I208002_n301.px

lunes, 11 de diciembre de 2017

Humedal accesible, que sobrevive a la megalópolis de Barcelona, El Delta del llobregat




El pasado mes de Noviembre visité la ciudad de Barcelona para asistir al XIII Foro Internacional de Conservación de la Naturaleza del Comité Español de la Unión internacional para la conservación de la naturaleza (CeUICN). Aprovechando el viaje, me puse en contacto con el personal que vela por la conservación y gestión del espacio natural del Delta del Llobregat, el Consorci per a la Protección i Gestió dels Espais Naturals del Delta del Llobregat, en cuya web se puede localizar toda la información sobre este paraje que sobrevive pese a las circunstancias.


El Delta del Llobregat es un espacio natural protegido que lucha por su conservación desde el año 1987, en que una parte de las zonas húmedas del delta fueron protegidas bajo la figura de la Reserva Natural Parcial del Remolar-Filipines i de la Ricarda-Ca l´Arana hasta  la actualidad, que sigue en proceso de trámite dentro del Pla Especial de Protecció del Medi Natural i del Paisatge del Delta del Llobregat, además se está recopilando información para incluir su superficie en  el convenio Ramsar. Si duda una larga batalla para proteger un humedal, que sobrevive a la presión de una megalópolis como es Barcelona y el área metropolitana y al aeropuerto del Prat, que lo divide en dos, y también al puerto de Barcelona, con su ampliación. Pese a la gran presión a la que el humedal está sometido se han censado 349 especies de aves diferentes a lo largo de su historia, no siempre se observara ese número de especies, pero anualmente descansan en sus aguas y unas 245 aves fácilmente observables desde sus hides o con una paseo por sus pistas.




El humedal está ubicado en un punto estratégico para la migración de las aves, dentro de la ruta migratoria del mediterráneo occidental que une Europa con África. Su importancia para la fauna no solo destaca por las aves, también se ha censado la rata de agua (Arvicola sapidus) y la comadreja (Mustela nivalis), así como varias especies de murciélagos y la tortuga de rió, pese a la gran presión que ejercen especies invasoras.




Al observar el mapa de la imagen uno se puede hacer una idea de la presión a la que los habitantes de este espacio natural están sometidos, con un aeropuerto internacional como es el Prat por un lado y por el otro el puerto de Barcelona, transito de aviones, barcos, camiones de gran tonelaje, que someten a las especies animales a un elevado estrés sonoro y lumínico, es increíble su riqueza en biodiversidad casi un milagro que solo la naturaleza sabe hacer.





Las personas con movilidad reducida también podemos disfrutar de este pequeño oasis en la ciudad condal. Es recomendable avisar con anterioridad a los trabajadores del parque así es posible que dejen acceder hasta el centro de visitantes con el vehículo. Una vez allí se puede realizar un itinerario circular por una pista de tierra batida, que suele estar en buen estado, pero como todas las pistas, después de lluvias tendrá charcos, resaltes y rehundidos, mejor no utilizarla después de lluvias.






Para la observación de aves el recorrido es maravilloso, ya que transcurre en el margen de una de las lagunas permanentes que dispone el humedal. En mi visita además de numerosas paseriformes, avistamos algunas rarezas como la Barnacla cariblanca (Brantal eucopsis) y otras especies de anátidas como el Tarro blanco (Tadorna tadorna), el ánade friso (Anas strepera) o el Porrón común (Aythya ferina), ha destacar el avistamiento de una grulla (Grus grus), que supusimos que estaba descansando para continuar su viaje a la laguna de Gallocanta en Aragón o a Extremadura, en cualquier caso fue muy sorprendente verla tan cerca de la playa, en resumen una mañana pajarera muy agradable y con la inmejorable compañía de Ferrán López, todo un experto del birdwatching.

Una nueva opción accesible de birdwatching en las inmediaciones de una gran ciudad, Barcelona.

Salud, naturaleza y felices fiestas navideñas, seguimos rodando en 2018

jueves, 26 de octubre de 2017

Accesibilidad Universal al Patrimonio. Congreso, Lisboa


Monasterio de Bathala

"Lisboa, sabes"
Eu sei. É uma rapariga
decalÇa e leve,
um vento súbito e claro
nos cabelos,
algumas rugas finas 
a espreitar-lhe os olhos
a solidao aberta
nos lábios e nos dedos,
descendo degraus
e degraus e degraus até ao rio.
Eu sei. E tu, sabias?

Eugénio de Andrade, 
in Até Amanha, 1956



El pasado 2,3 y 4 de octubre asistí como participante y ponente al 4º Congreso Internacional de educación y accesibilidad en museos y al patrimonio, celebrado en Lisboa, Portugal. 

Azulejos pintados en la ciudad de Lisboa
Me habría encantado haber podido hacer el viaje en avión pero me fue imposible viajar con las aerolíneas que operaban la ruta que yo necesitaba, en vuelo directo. Con Aireuropa el problema fue que mi silla al no ser plegable no cabia en la bodega del avión y con la aerolínea portuguesa TAP, el problema era la batería de mi smartpara, que pese a que cumple con la normativa existente, la aerolínea me comunico que ni baterías, ni perro guía, ni nada. 
Lejos de resignarme a no ir al congreso, me lancé a la carretera e hice el viaje en coche, en compañía de mi familia y se convirtió en unas vacaciones en octubre. 

El viaje por carretera es agotador pero cruzar la península de este a oeste, tiene su recompensa paisajística y gastronómica. Una vez en la meseta castellana tras dejar los infinitos campos de cultivo cerealícolas, nos adentramos en sierra morena, montañas, rapaces y el paisaje de encinares adehesados, territorio de lince ibérico. Una vez en la comunidad extremeña, lo que más me impresionó y que no conocía fue atravesar el plan Badajoz. 


Este proyecto se inició en 1952 para dotar de infraestructuras hídricas, eléctricas, de transformación y comercialización agraria apoyadas en la capacidad hídrica del río Guadiana. Convirtiendo a Badajoz en la segunda productora de arroz de España. Será defecto profesional, pero para mí es una verdadera gozada viajar en carretera disfrutando del paisaje agrario, de su evolución estacional. 

"Conocer para aprender, aprender para amar, amar para proteger"

El domingo tras casi 12 horas de viaje, entre las merecidas paradas de descanso y el tiempo empleado en carretera, llegamos a Lisboa deseosos de meternos en la cama para descansar.

Apertura del 4º congreso internacional
 de accesibilidad al patrimonio



El lunes por la mañana Don Álvaro Laborinho Lúcio, jurista y ex ministro de justicia en el año 1990 durante el gobierno de Cabaco Silva, entre otros muchos cargos en la república portuguesa y autor de varios libros A Justiça e os Justos, Palácio da Justiça e Educação, Arte e Cidadania e dos romances O Chamador (2014) e O Homem que Escrevia Azulejos (2016), hacia la conferencia de apertura del congreso. 



“Solo desde la formación se puede alcanzar el pensamiento crítico”. 

En el marco del congreso además de las sesiones de exposiciones orales se  realizaron diferentes al patrimonio cultural y al natural, además de disfrutar de la preciosa ciudad de la desembocadura del Tajo.
Maravillosa ciudad, encantadores sus habitantes, pero muy incómoda para los usuarios de silla de ruedas, aun tienen mucho trabajo que hacer en materia de accesibilidad, como rebajar las aceras en los pasos de peatones, mejorar los pavimentos de las mismas, algo que parece bastante complicado por el carácter histórico de la ciudad, el acceso a la mayoría de edificios, cafeterías, tiendas, pero solo por disfrutar de la gastronomía y de sus maravillosas fachadas de vistosos azulejos de colores y dibujos, vale la pena la visita.


Fachada típica de azulejo pintado en el centro histórico de la ciudad de Lisboa

El segundo día de congreso se dedico a realizar las visitas al patrimonio, estas se centraron en el Concelho de Batalha.
La villa de Batalha pertenece al distrito de Leiria, en la región del centro de Portugal. Fue fundada por el rey Joao Ise edificó como agradecimiento por la victoria de la batalla de Aljubarrota en que los portugueses se impusieron a los castellanos. el 14 de agosto de 1385, sin duda lo más llamativo de la villa.


Vista general del Monasterio de Bathala


Inicio ruta eco parque sensorial
da Pia do Urso 
Mapa Ruta eco parque sensorial
 da Pia do Urso
Una pequeña muestra del patrimonio natural del país, la conocimos con la visita al Eco Parque Sensorial da Pia do Urso. La historia de este lugar es muy interesante por la involucración directa de los lugareños en la adecuación del entorno urbano, bajo las directrices de las necesidades de las personas con diversidad sensorial. Se adecuaron las calles y el entorno a este colectivo, generando itinerarios desde el núcleo urbano hasta el entorno natural, gracias una ruta de fácil acceso, mediante señalética en relieve y colores contrastados en las calles que dirige al usuario invidente con bastón. La señalética se ha realizado con materiales que se mimetizan perfectamente con el paisaje, como el pavimento de las calles con restos de poda.


Señaletica itinerarios eco parque
 sensorial  da Pia do Urso

Por desgracia los itinerarios no son accesibles para usuarios de silla de ruedas debido al desnivel del lugar que ha provocado la necesaria colocación de algunos escalones para salvar dichos desniveles, por lo que no puede conocer el itinerario al completo y disfrutar de los alcornoques que se veían y el sotobosque que los acompaña.





Son varias las rutas de montañas que se pueden realizar en la región tanto a pie como en BBTT y también disponen de varias vías para escalar, me habría encantado tener más tiempo para poder realizar alguna, pero el congreso estaba muy bien organizado y eran muchas las actividades a realizar en el mismo día y no dispuse de tiempo extra para escaparme por el monte, lo dejo para otra visita.

Alcornoques eco parque sensorial  da Pia do Urso


Tras el paseo por la naturaleza visitamos el Museo da Comunidad de Concelhia da Batalha. Lo llamativo del museo es que los objetos que allí se exponen son cedidos por la población, como maquinaria de labranza, aperos de uso forestal y otros útiles que enseñan cómo era la vida de las gentes en aquella región rural. Por supuesto el espacio es completamente accesible y utilizable por todos los visitantes, sea cual sea su diversidad funcional, sensorial, psíquica.





Por último nos trasladamos al Convento de Santa María da Victoria, también conocido como el Monasterio de Batalha. Es un claro y monumental ejemplo del gótico tardío de Portugal que está mezclado con el estilo manuelino, con alguna zona inacabada que le da un aire bucólico e impresionante. Sus claustros, sus interiores, los detalles cincelados en piedra en sus arcos, que dan paso al claustro son dignos de admirar. Una obra que durante dos siglos debió de reunir a los mejores maestros albañiles para su construcción y que desde su finalización en 1517 hasta el día de hoy se encuentra en perfecto estado y todos los visitantes pueden acceder. Vale la pena indagar en la historia de su construcción por la que pasaron diferentes arquitectos provenientes de varias zonas de la península, que han dejado patente por los diferentes matices estilísticos. 





Claustro Monasterio Bathala

Como lo mío es la naturaleza y tengo debilidad por lo árboles para mí fue el claustro el elemento que más llamó mi atención con sus grandes cipreses acercando el cielo a la tierra y el artesonado con motivos vegetales de los arcos de medio punto que dan acceso al mismo.




Después del merecido almuerzo, tras la intensa mañana de visitas se aprovechó la tarde para disfrutar de más ponencias en la Cámara municipal de Batalha. La mesa temática tenia por título “Investigación académica y práctica profesional: romper barreras y crear puentes” y se constituyo por varios ponentes y la moderadora de la mesa. Los ponentes con los que tuve el placer de compartir la tarde fueron Virginia Gomes, del museo nacional de machado de castro y Celia Sousa del instituto politécnico de Leiria y Santiago González con Ester de Frutos del Museo Nacional del Prado. 
Desde la Universitat Politècnica de Valencia se presentó el trabajo de investigación, dentro del programa de doctorado en infraestructuras de transporte y territorio sobre “La información en las webs oficiales de los Parques Nacionales de la Península Ibérica. Cómo y sobre qué informar, para garantizar los estándares de Accesibilidad Universal”, en el marco de la estrategia europea 2010-2020.

 Hacia una Europa sin barreras”

Ponencia de comunicación científica de la UPV en 4º Congreso Internacional accesibilidad al patrimonio, Lisboa


El 4 de octubre finalizó el congreso con la conferencia de clausura a cargo de Hugues de Varine, museólogo, que nos hablo sobre O Acceso de Todos ao Bem Comum: o caso do Patrimonio y con el debate final y las conclusiones.
El 5 por la mañana inicié el viaje de vuelta, en coche y pasando por Mérida, fue inevitable no hacer una parada y conocer el conjunto arquitectónico de la época romana dorada que tuvo este enclave de la península dentro del imperio romano. Pero esto lo dejo para la próxima entrada.

Muito obrigada, Lisboa

Enlaces de interés:
https://www.facebook.com/conintedac/
https://www.museodelprado.es/aprende
http://www.vercoimbra.com/museo-nacional-de-machado-de-castro-de-coimbra.html
http://www.museubatalha.com/
http://www.vilamuseu.es/accesibilidad

martes, 19 de septiembre de 2017

Turismo de naturaleza, insano para la naturaleza. Niagara falls


El amor a la naturaleza virgen
no es solo un anhelo de lo que es inalcanzable;
es una expresión de lealtad a la tierra,
la tierra que nos sustenta y sostiene,
el único hogar que conoceremos,
el único paraíso que siempre necesitaremos...
El pecado original, es la destrucción ciega,
 en pro de la codicia de este paraíso natural,
que se extiende a nuestro alrededor,
ojala fuésemos dignos de él.

Edwar Abbey, 
El solitario el desierto


El verano llega a su fin para dar la entrada al otoño, estación de renovación, de reflexión, de calma. Los árboles en breve se vestirán de tonos rojizos, dejando caer sus hojas viejas para iniciar un periodo de pausa tras el que la vida aflorará nuevamente en la próxima primavera. Para nosotros, tras la época estival, nos llega el momento de volver a la rutina, retomar obligaciones, relajarnos y reflexionar, para dar paso al invierno, epoca de recogimiento que extasiará también la próxima primavera. 

Hace unos días leí un artículo que ponía de manifiesto la lacra consumista que también se había apoderado de nuestro tiempo de descanso, las vacaciones estivales, en las que se nos arrastra a seguir devorando productos y servicios en pro de la mejora de la economia. 
Ciudades patrimonio tomadas por hordas de turistas, comercios locales transformados en franquicias que nada tienen que ver con las tradiciones locales.  Turistas adrenalíticos, hambrientos de emociones fuertes, que pretenden vivir en lo rural como si de una gran ciudad se tratase, donde las vacas y sus moñigas molestan porque huelen y atraen a las moscas. Espacios naturales acondicionados con la tecnologia del siglo XXI, para que las personas que acuden al campo no se manchen el equipo de camuflage, adquirido para la ocasión en grandes superficies del extrarradio de las ciudades.


El turismo de naturaleza esta de moda, y no me extraña, el aire de las ciudades se ha vuelto irrespirable, el estres se ha apoderado de nuestro modo de vida, el descanso se ha convertido en un lujo del que solo disfrutan algunas zonas VIP en las ciudades, por lo que escaparse de la "city" en vacaciones, casi que se ha convertido una cuestión de salud pública, para que el cuerpo humano resista un nuevo año más de atascos, prisas, desesperación, largas jornadas de trabajo y conciliación familiar.


El turismo verde o rural se planteó y se ha fomentado, como una solución muy positiva para reducir  el despoblamiento y el abandono de las zonas rurales, una estrategia para preservar y conservar los espacios naturales.

Recuerdo aquellos años en los que llegaba el mes de agosto y España casi que se paralizaba, para que los españoles regresáramos al pueblo, ese lugar donde abuelos nos esperaban con los brazos abiertos y las ollas puestas al fuego desde las 8:00 de la mañana, para deleitarnos con un buen guiso cocinado con productos locales, que habían sido transportados en canastos sobre la drupa de la mula o el burro. ¡Que tiempos aquellos! y ¡que tiempos estos que estamos viviendo! o mejor dicho malviviendo.
La sociedad del siglo XXI  tiene otros hábitos, que no congenian bien, con la conservación del medio ambiente, del paisaje y del paisanaje. En esta era se considera importante conservar aquello que es rentable económicamente y lo que no, simplemente se abandona. Tras el abandono y la desaparición de los usos tradicionales del campo, aparecen los incendios forestales agravando más la situación de la comarca y haciendo más inviable la vida rural. 


El problema es, que en este proceso de rentabilidad, todo vale si da dinero y esta política suele ir en contra de la conservación del propio reclamo turístico, un parque natural, un monumento o los pueblos con encanto, por ejemplo.



Durante este verano he visitado la ciudad de Toronto, en Canadá, donde he conocido un claro ejemplo del todo no vale, aunque sea rentable y accesible, en los espacios naturales. 
Las Cataratas del Niágara han sido protagonistas en películas, y no me extraña que la gran pantalla se interesara por este paisaje,  espectáculo de la naturaleza en el que litros y litros de agua se precipitan al unísono, produciendo un estruendo  al chocar con el lecho rocoso, para seguir su curso camino del océano y formar parte así del ciclo hidrológico.


Las Cataratas del Niágara situadas entre el estado de Nueva York en EEUU y Ontario en Canadá, son las únicas en Norte América. El rio Niágara divide dos naciones EEUU y Canadá y curiosamente así queda patente por los uniformes de los turistas en la visita a sus entrañas, los que acuden al lugar desde el margen Canadiense lucen chubasquero rojo y los del margen Estadounidense chubasquero azul o amarillo.



Mi chubasquero fue rojo y accedí en barco, por el margen estadounidense existe un acceso al corazón de la cascada a través de pasarelas de madera, no puedo opinar e informar de la accesibilidad, ya que la observe desde la distancia y no me atrevo ha juzgar el nivel de accesibilidad. 
Desde el acceso canadiense si puedo afirmar la total accesibilidad de las instalaciones, a través de una estructura se llega hasta el muelle para embarcar. La estructura está compuesta de varias rampas, no excesivamente pronunciadas para descender el desnivel del río. El ticket de acceso incluye el chubasquero rojo ya que como descubrí después, el objetivo no es otro que el capitán acerque el barco a la cascada y así te mojas, haciendo las delicias de mayores y pequeños y como no un plano perfecto para tener tu "selfie" y compartir en redes sociales.


Mi experiencia no fue ni agradable ni satisfactoria, creo que todavía sigo enfadada con el mundo, jamás he visitado un espacio natural en el que se hayan cometido tantas barbaridades y no porque el proceso natural en si no sea espectacular, que lo es, sino por la capacidad destructiva del ser humano cuya causa no es otra que el estilo de vida consumista, donde todo vale si es económicamente rentable.

La naturaleza tiene una capacidad de acogida limitada que cuando se supera, puede provocar que los procesos naturales, que hacen que la zona sea especial y deseada por el ser humano, por su belleza y singularidad, se vean afectados de forma negativa degradándose el lugar y por lo tanto el propio reclamo turístico, lo cual es un sinsentido incluso según criterios económicos. 


Finalizo esta entrada con una galería de imágenes de lo que fue mi acceso hasta el barco, en el que no escuché a las aves y a duras penas al propio río, espumoso y con demasiado tinte verde, donde los cormoranes no podían estar tranquilos con el ir y venir de los barcos. 
Tras una larga cola se accede y se inicia el descenso por un túnel, por el que diariamente circulan miles de personas, tantas como caben en los barcos,  que cada 10-20 minutos descargan y cargan nuevos pasajeros. Paseo de hormigón con televisores cada 20 metros para que no pierdas detalle de la liga de beisbol, rugby, etc… y altavoces con la canción del verano. Antes de llegar al muelle sala de photocall para inmortalizar el momento, salida al exterior reparto de chubasquero rojo y acceso al barco, no puedo afirmar cuantas personas entramos, solo se que estaba rodeada de gente. A los 20 minutos aproximadamente estas otra vez en tierra, mojados y felices deseosos de subir a RRSS la selfie para que el universo se entere que has estado allí. 
Se regresa por otro itinerario atravesando heladerías y tienda de souvenir, es muy agobiante y para los rodantes especialmente, por el poco espacio para circular, se ha aprovechado hasta el último rincón.  Al llegar arriba, si no has comprado nada, tranquilo dispones de una ciudad de consumo a escasos metros repleta de todo tipo de tiendas, restaurantes, heladerías, maquinas y si te sientes muy afortunado, este es tu lugar!, hay tantos casinos que no dispondrás de tiempo suficiente para visitarlos todos, ¡good luck amigos!. Si os parece exagerada mi impresión, tenéis el enlace oficial, juzgar por vosotros mismos: 




¡Aviso!, las imágenes pueden herir la sensibilidad de las personas concienciadas con la conservación y preservación de la naturaleza.















Salud y naturaleza y sobretodo cordura, el campo es el campo y para todo lo demás están las ciudades, si no puedes renunciar a sus comodidades, no salgas de ellas, la naturaleza te lo agradecerá.